viernes, 20 de noviembre de 2009

El mensaje de la obra



El mensaje de una obra se puede comprender, o se debiera comprender, a niveles distintos del lenguaje. Si hay algo que no me gusta, es que me pregunten qué quise decir con una pintura. No por egoísmo (todo lo contrario).

Entiendo la curiosidad que pueden sentir quienes no acostumbran a crear y cuyo trabajo no implica imaginar (sin desmerecer en absoluto aquellas labores) hacia los motivos que mueven a un artista a idear un mundo propio, o seleccionar de modo especial el ya conocido. Para mi sin embargo, en concordancia con mi retraída forma de ser, la pintura revela verdades que no debieran compartirse sino a través del color y la forma. Por eso pinto. Me imagino que a muchos artistas ha de pasarles lo mismo. En otras palabras: no espero reservarme el derecho de comprender exclusivamente mi trabajo, pero mi modo de transmitir va mucho más allá de lo que pueda decir o intentar explicar de mi obra. He ahí el punto.
Como artista adoro comunicar. Pero mi mensaje está inserto en el lienzo: no quiero que salga de mi boca (aunque un par de veces me he visto obligada a hacerlo).
El arte moderno le ha dado al artista la posibilidad de poner el mensaje al mismo nivel que la pintura per se. Tanto así que muchas obras alcanzan popularidad más por su mensaje que por lo que son en materia de dibujo y color. De este modo, en la representación de una realidad controversial a modo de crítica, toma mayor importancia la crítica social declarada por el artista, que la realidad expresada en el lienzo y que es la que, a fin de cuentas, dice más (aun sin decir nada).
Creo que tal como en la música lo fundamental es escuchar, en la pintura lo fundamental es ver. Causas hay; sentimientos que generan la obra; razonamiento que lleva a elegir cierta luz o perspectiva y así, un sin fin de razones que dan vida a lo que se crea (incluso bajo cierto nivel de inconciencia hay mensaje). Empero, el artista y su trabajo están plasmados en el lienzo y lejos de esperar "importar" a través de un mensaje o de una declaraciòn que genere polèmica, se debiese esperar llegar al corazón del espectador y así transmitir, mil veces mejor que con palabras, los mensajes que pintamos por no decir.

imágen: Detalle "La infanta Claudia en azul" (óleo sobre tela, 2009)

7 comentarios:

Graciano dijo...

Tienes mucha razón, Claudia.
Cuando yo pinto no estoy enviando ningún mensaje, simplemente estoy intentando reflejar mis sentimientos. Y mis sentimientos son exclusivamente míos, después, que cada observador imagine lo que quiera.
Si miro "El grito" de Munch siento terror. Pero no creo que su intención al pintarlo fuese que yo experimentase esa sensación, creo que él se limitó, ni más ni menos, que a plasmar "sus" sentimientos.
Al observar "Los fusilaminetos del tres de mayo de 1.808" de Goya me quedo fascinado por el juego de luces, el ambiente, los gestos de los personajes y un montón más de detalles, pero no "recibo" ningún mensaje de Goya. No quiero ni necesito saber si él me está incitando a odiar a los franceses, o a enloquecerme de patriotismo español o a apenarme por los horrores de la guerra. Ni creo que él tuviese esas intenciones cuando lo pintó, yo creo sencillamente que él pintó, de manera magistral, las sensaciones de algo que había visto o imaginado.
El único mensaje que recibo al ver un paisaje de Monet es la sensación de contemplar algo bello. Aunque, por supuesto, jamás podré acercarme un ápice a lo que él sentía cuando lo pintaba.
En mi opinión, el arte debe ser admirado sin ninguna necesidad de traducción ni explicación. Tanto es así, que cuando miro una pintura abstracta, procuro no leer el título de la obra. No necesito título ni mensaje, que es condición imprescindible para opinar libremente si me gusta o no me gusta.
Algún "entendido" podrá achacarme mi escasa sensibilidad para entender el mensaje. En este caso, yo le contesto que uso mi propio manual de codificación y que me siento enteramente libre al hacerlo.

Nurkia dijo...

Claudia:
Me da un gusto enorme que hayas llegado a mi blog, estuve leyendo el tuyo y me encantó, creo que tienes mucho talento. Gracias por compartirlo e inspirarnos, sinceramente hacen falta mas blogs como el tuyo. Recibe un fuerte abrazo.
Nurkia Rudametkin

davman dijo...

mmm éste tema que planteas me parece muy interesante, creo que la ilustración si que envia un mensaje explícito y el arte no. O cómo mínimo es una trasmisión más compleja que no tiene porqué ser un mensaje, sinó para mi se acerca ,ás a un sentimiento o a un estado que puede ser desde un sentimiento simple y cotidiano hasta una experiencia mística.
Saludos :-)
dv

davman dijo...

Hola Claudia el que puso el comentario anterior fui yo pero con otro perfil...
Saludos
dv
por cierto me encanta la "Infanta Claudia"

Claudia Pérez Nelson dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Coincido con sus opiniones. El arte es más medio para sentimientos que para la lógica o razonamientos.
Espero continúen visitando el blog: yo procuraré mantenerlo renovado.

Cristina dijo...

Pintas muy bien, con tranquilidad y conocimiento. Es un buen autorretrato.
Yo suelo hacerme autorretratos, aunque no con mi rostro bien pintado, sino inventado, cuando necesito desahogarme de algún sentimiento triste. Y son muy útiles porque efectivamente tienen el poder curativo de relajarme, tras esa búsqueda en mi propio ser que invento.
Qué dificil es verse a uno mismo, ya sea retrato o autorretrato. Como retratista se que la gente no se reconoce. Y como autorretratista nunca quiero ver la realidad.
Los compradores de cuadros/ amantes del arte, deben valorar bien los autorretratos porque son las mejores muestras del interior del artista.
Saludos y un abrazo!

Claudia Pérez Nelson dijo...

Cristina:
Que bueno verte nuevamente en mi blog, y con tan amables comentarios. Cada opinión, sea cual sea, me ayuda a mejorar.
En cuanto a los retratos: yo los amo. Y en realidad, que muestren a la persona tal cual es (ya sea uno mismo o alguien más) no tiene mayor importancia, porque como bien dices, el artista se revela así mismo en ellos, y he ahí su belleza. Me has dado una idea para una nueva temática. Escribiré pronto.
Saludos a todos